El Intersticio y Aromaterapia


Descubren un nuevo órgano en nuestro cuerpo

 Antes de este descubrimiento se sabía que la piel era el órgano más grande de nuestro cuerpo, este descubrimiento cambiaría las cosas, el intersticio (como se le llamó) se conforma de una red de canales microscópicos llenos de fluido que se extiende por todo el cuerpo. Ese sistema sería responsable de acumular el previamente conocido como fluido intersticial, del que los adultos poseen alrededor de 12 litros y al que los fisiólogos solían referirse como un espacio entre las células, no como un órgano.

De acuerdo con la revista “SCIENTIFIC REPORTS”, hasta hoy se había desconocido este miembro del cuerpo porque las técnicas de observación anatómica, que se centran en fijar las muestras de tejidos con productos químicos, no permitían observarlo.

En general, se hablaba de un espacio intersticial, situado entre las células, pero no de un órgano en sí. La tecnología más avanzada permitió ubicar un espacio intersticial, “no identificado” hasta ahora, lleno de cavidades de líquido, presente dentro y entre los tejidos de nuestro cuerpo.

El investigador, Neil Theise de la Escuela Universitaria de Medicina de Nueva York, señaló que el intersticio es uno de los mayores órganos del cuerpo humano, junto con la piel, y que está compuesto por una estructura de colágeno y elastina, dos proteínas que le dan fuerza y elasticidad, respectivamente.

La Aromaterapia no está ajena a este descubrimiento

Lo que hoy sabemos, las moléculas de los aceites esenciales son tan pequeñas que pueden penetrar la capa externa de la piel, la epidermis. Estas moléculas pasan a través de las capas más profundas de la piel, la dermis, y entran en el torrente sanguíneo a través de los capilares desde donde son conducidos a diferentes partes del cuerpo. De acuerdo a sus características bioquímicas específicas, las moléculas de los aceites esenciales se pegan a los receptores de las células y al órgano en cuestión y lo tonifican. Mientras viajan por el cuerpo, los aceites esenciales también actúan para revitalizar y desintoxicar los órganos involucrados en el metabolismo y drenaje, riñones, hígado y el sistema linfático.

A contar de hoy, harán falta nuevas investigaciones para saber si ese "viaje" por el cuerpo que realizan los aceites esenciales, también es conducido a través del Intersticio.

Recuerda siempre diluir los aceites esenciales antes de usar tópicamente

Si se aplican sobre la piel sin diluir, los aceites esenciales pueden causar irritación o reacciones en algunas personas. Los aceites portadores se utilizan para diluir los aceites esenciales antes de su aplicación tópica.

Nuestra recomendación para este propósito es el Aceite Vegetal de Avellana, ya que es altamente penetrante en la piel, y además, contiene una cantidad elevada de vitamina E, que es por excelencia una de las vitaminas más benéficas para nuestra piel.